Trabajadores/as de Cultura solidarizan con el colectivo Kontrabando y trabajadores/a del MIM tras suspensión de feria por amenazas y hostigamiento de sectores del RECHAZO

74

Las organizaciones de trabajadores de trabajadoras firmantes manifestamos nuestra solidaridad con las y los integrantes del colectivo Kontrabando que, anteponiendo la integridad y seguridad de su público y la de trabajadores/as del MIM, han decidido suspender la actividad Feria Invernal Kontrabando debido a las amenazas y hostigamiento a las que se han visto expuestos junto a trabajadores/as del MIM, con quienes también solidarizamos, debido a la acción de  adherentes al RECHAZO, a raíz de denuncias infundadas con amplia repercusión mediática que realizaron parlamentarios de Renovación Nacional, que pedían cancelar la feria por, según ellos, incitar al odio.

La ola de amenazas, descalificaciones y hostigamiento que se ha desatado sobre las y los organizadores son justamente las muestras del odio que  los diputados de Renovación Nacional Sara  Concha,  Francesca Muñoz, y Andrés Longton, acusaban de manera infundada e irresponsable, sobre algunas de las piezas artísticas presentes en la feria.

Esto no solo ha afectando el derecho al trabajo de artistas del grabado,textilería, ilustración, fotografía, juguetes artesanales, libros infantiles, entre otros oficios y emprendimientos que forman parte importante del ecosistema cultural abandonado a su suerte en esta pandemia, si no que también daña la democracia y la libertad de expresión y el acceso a bienes y servicios culturales del público de sectores populares.

Junto a lo anterior, repudiamos que desde sectores de ultra derecha, identificados con el rechazo a la Nueva Constitución democrática, se intente coartar la libertad de expresión de las y los creadores del colectivo, recordando los pasajes más oscuros de la censura de la dictadura cívico militar de Pinochet sobre el campo cultural durante 17 años de tiranía.

Esperamos que el colectivo Kontrabando y las numerosas agrupaciones de ferias culturales y artísticas de Chile  puedan seguir desarrollando su trabajo en los territorios donde es valorado y genera experiencias vitales que ayudan a la vida comunitaria, como en este caso, la comuna de La Granja. Del mismo modo, aspiramos a que en el Chile que comenzamos a construir con la Nueva Constitución no exista espacio para este tipo de acciones articuladas por grupos conservadores  a los que la luz de la cultura espanta.

.

Asociación Nacional de Trabajadoras y Trabajadores del Servicio Nacional de Patrimonio Cultural, ANFUPATRIMONIO.

Asociación Nacional de Trabajadores del Patrimonio, ANATRAP.

Asociación Nacional de Funcionarios y Funcionarias de la Subsecretaría de las Culturas y las Artes, ANFUCULTURA.

Asociación Nacional de Funcionarios de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, AFUCAP

Sindicato de Trabajadores a Honorarios Subsecretaría de las Culturas y las Artes, Santiago,

Sindicato de Trabajadores a Honorarios Subsecretaría de las Culturas y las Artes, Valparaíso.