Más allá del origen de la efeméride y la tradición de recordar cada 22 de noviembre, la muerte de Santa Cecilia, patrona de lxs músicxs, para ANFUCULTURA es una buena oportunidad para reconocer la labor de nuestros compañeros y compañeras que trabajan por y con la música de Chile.

Tras la pandemia el sector cultura ha sido el más golpeado por la crisis económica y, dentro de este, lxs músicxs que son parte fundamental de la identidad e industria cultural de todo el país, han sido también parte importante de la organización y resistencia ante el abandono y menoscabo del gobierno de Piñera.

Vaya entonces para ellxs un sincero y fraternal reconocimiento a su labor y aporte en toda su diversidad de manifestaciones, a mantener nuestra alma viva.