Seremi de Salud fiscaliza oficinas de Ahumada 48 y constata imposibilidad de “retorno gradual y seguro”

1643

En base a las cuestionadas medidas adoptadas por las autoridades de la Subsecretaría de las Culturas en la REX 288 del 21 de octubre del 2020, estableciendo un protocolo de retorno “gradual y seguro”, sin contar con condiciones objetivas que aseguren la salud de las/os funcionarias/os, ANFUCULTURA y Sindicato de Honorarios realizaron una inspección en terreno con la autoridad sanitaria a las instalaciones de Ahumada 48, Santiago, que constató la imposibilidad del retorno gradual y seguro.

La medida se decidió en base a la nula acogida por parte de las autoridades de los aportes de las organizaciones de trabajadores y trabajadoras han realizado de manera formal exigiendo que se cumpla lo que ha dispuesto la Dirección del Trabajo, el Ministerio de Salud y la Superintendencia de Seguridad Social para garantizar la salud vital de las y los trabajadores en caso de trabajo presencial.

En la visita, la Fiscalizadora de la Seremi recorrió junto a las y los dirigentes las dependencias de Ahumada 48, constatando el estado de las instalaciones de acuerdo a los protocolos de seguridad exigidos. En el informe, se da cuenta de la aplicación de medidas como la toma de temperatura y el acceso a alcohol gel, señalética de uso de mascarillas y aplicación de amonio cuaternario. Sin embargo, también se hacen observaciones que complican el retorno total del personal, como consta en el acta registrada por la autoridad sanitaria.

Estas observaciones tienen que ver con la  necesidad más que urgente de actualizar el Reglamento de Higiene y Seguridad Laboral y el Plan de Emergencia del Edificio incorporando las medidas de seguridad y prevención en materia de Pandemia Covid-19; realizar capacitaciones referidas al uso y manejo de elementos en materias de seguridad frente al Covid-19 a toda la dotación de personal; se exige la instalación de contenedores de basura en todos los pisos, con tapa y pedal, para la eliminación de los elementos de seguridad desechables; implementar en baños y comedores procedimiento de lavado de manos visible.

El punto más crítico es la participación de las y los trabajadoresen la toma de decisiones a través del Comité Paritario. El Comité, que en Santiago debe recuperar su vigencia dado que se encuentra en receso desde el 2019, junto a la Mutual de Seguridad, obligatoriamente deben actualizar el Reglamento de Higiene y el Plan de Emergencia, además de determinar el aforo de cada oficina o sala, que no debe superar 1 trabajador/a por cada 10 metros cuadrados. Aquellas oficinas que no tengan ventilación, deben ser inhabilitadas.

Las autoridades deben dar cumplimiento inmediato a estas medidas, que serán fiscalizadas nuevamente la semana del 2 de noviembre. Se hace un llamado a las y los trabajadores a no exponer su salud y transmitir a sus organizaciones sindicales si existen presiones indebidas para el “retorno seguro” sin el cumplimiento de las condiciones sanitarias. Revisa aquí el acta de fiscalización