[DECLARACIÓN PÚBLICA] LAS COMUNIDADES DEL PATRIMONIO VOTAMOS APRUEBO

264

Las organizaciones sociales, gremiales, culturales, artísticas, de mujeres, vecinales, de sitios de memoria, pueblos indígenas que conformamos el “Frente del Patrimonio Cultural” y que estamos organizados en todas las regiones del país, hacemos un llamado al pueblo de nuestro país a ratificar todas las diversas demandas sectoriales y nacionales, movilizándonos por una nueva Constitución y votando APRUEBO el 25 de octubre de 2020.

La única forma de asegurar los cambios que nuestras comunidades exigen es generando una nueva carta fundamental, que nos dé la posibilidad que todas las futuras leyes tengan un sustento constituyente. En este contexto, expresamos nuestra profunda preocupación sobre la persistente ofensiva del gobierno a la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados para que apresure la tramitación del proyecto referido a la “Nueva Ley del Patrimonio Cultural”.

El proyecto que señalamos ha tenido un amplio rechazo por la ciudadanía organizada, en todas las regiones de nuestro país, las cuales señalan: Que, el conjunto de elementos del proyecto significa un retroceso en contenidos, alcances y calidad normativa, muy inferior a los actuales marcos de protección y desarrollo del patrimonio cultural de Chile. Es un proyecto excluyente, al eliminar de su composición a las representaciones de organizaciones sociales, artísticas y culturales de carácter patrimonial de memoria e historia, para reemplazarlas por “expertos” aislados y desvinculados del complejo entramado organizacional ciudadano.

Es un proyecto asimilacionista de carácter racista, al no incluir en su diseño la Consulta Indígena tal como se indica en el Convenio Internacional 169 de la OIT firmado y ratificado por Chile.

Es un proyecto negacionista, al no contemplar a las organizaciones de memoria y derechos humanos que han contribuido por décadas a la construcción de una conciencia profunda del respeto a la vida y a la convivencia social.

Es un proyecto de influencia neoliberal, que busca dar ventajas a los consorcios inmobiliarios y a las transnacionales mineras en desmedro de la protección del patrimonio medio ambiental.

Es un proyecto elitista, de beneficio a un sector minoritario de la población, que goza de la concentración de los recursos financieros y, los elementos técnicos suficientes, para seguir concentrando los beneficios que redundan en la profundización de las desigualdades sociales.

Es una propuesta políticamente extemporánea, el grueso del pueblo se ha manifestado por una “Nueva Constitución Política”  que supere la actual naturaleza dictatorial de la Carta Magna que nos rige, esfuerzos mancomunados, que se orientan a construir un Estado que dé garantías básicas para el desarrollo del bienestar del conjunto de los habitantes de Chile, en esa coyuntura, no se puede aprobar ninguna propuesta que esté anteponiéndose a los designios que el propio pueblo ha exigido, con enormes movilizaciones y duros costos sociales en todo el territorio nacional.

El Frente del Patrimonio Cultural de Chile convoca a la manifestación pública, para denunciar esta forma de “leyes de amarre” basadas en obsesiones particulares de personeros del gobierno de Sebastián Piñera que pretenden la conservación de los privilegios patrimoniales y culturales en un sector minoritario de la población.

El futuro proyecto de “Ley de Patrimonio Cultural” deberá ser discutido a la luz de la Nueva Constitución de Chile. En general, todas las leyes que afectan el patrimonio de nuestras comunidades, deben ser expresión de ejercicios constituyentes, coherentes con la carta magna, la que debe asegurar el patrimonio como un derecho.

Vamos por el APRUEBO, vamos por las luchas de nuestras comunidades en sus territorios, vamos por leyes constituyentes, con participación ciudadana vinculante y respeto a nuestros pueblos indígenas, al convenio 169 y a todos los tratados ratificados por el Estado.

Las comunidades del patrimonio se la juegan por el APRUEBO de una nueva Constitución.

Frente del Patrimonio

Chile, 6 de septiembre de 2020