Declaración de las y los trabajadores del ministerio de las Cultura las Artes y el Patrimonio

426

Ante los hechos acaecidos en la Araucanía:

El día de ayer, un grupo indeterminado de individuos, ante el llamado de una dirigente   gremialista ex candidata de la UDI en la zona, concurrió a dependencias de la municipalidad de Curacautín para desalojar a los comuneros mapuche que ocupaban las dependencias de la municipalidad  en protesta por la arbitrariedad judicial en contra de comuneros mapuche que  actualmente se encuentran en huelga de hambre, situación que generó violencia racial  en contra de este pueblo ancestral.

Las y los trabajadores(as) del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, queremos expresar nuestra más profunda solidaridad con el pueblo mapuche por los actos arteros   colmados de violencia racista sucedidos en la Araucanía.

Estos actos no hacen más que poner en evidencia la continuidad de una política de Estado profundizada por este gobierno de no reconocer la existencia de los pueblos originarios presentes en Chile confirmando su negacionismo hacia los pueblos preexistentes en el territorio nacional.

La coordinación y el azuzamiento desde el ministerio del interior con sectores ultraderechistas se pone en evidencia toda vez que el ministro del Interior visitara dicha zona y por qué, además, la policía militarizada no actuó de conformidad a la ley para evitar la violencia contra los comuneros mapuche.

Ha sido recurrente el actuar del gobierno de “no diálogo” con las organizaciones de los pueblos originarios, recurriendo de manera sostenida a la violencia policial, la represión, y encarcelamiento más que al diálogo y hoy, más grave aún, utilizando una conceptualización racista principalmente anti mapuche. Es nuestro menester como trabajadoras y trabajadores del Estado el generar políticas culturales apegadas a los convenios internacionales que nos permitan generar condiciones para revitalizar la cultura de los pueblos originarios, pero estos hechos van en el camino contrario, incluso fuera de los marcos legales establecidos.

Repudiamos firmemente el actuar ignominioso de las autoridades considerando que no se hacen cargo de solucionar las temáticas y demandas que, legítimamente, realizan los pueblos originarios. Una vez más, y ante la comunidad internacional, se pone en evidencia mediante el actuar de la policía militarizada y la represión, que no quieren dialogar y  que la política implementada por el gobierno apunta precisamente a desconocer  las justas demandas del pueblo mapuche y de todos los pueblos originarios existentes.

Solidarizamos con el pueblo mapuche. Apoyamos sus justas demandas de justicia por la recuperación y devolución de territorios ancestrales, expoliados sostenidamente por el Estado. Solidarizamos con las y los comuneros que se movilizan por su justas demandas, y hacemos un llamado a las y los trabajadores de todos los sectores del país a unificar esfuerzos en apoyo a las demandas de los pueblos originarios y a crear las condiciones necesarias de diálogo, para generar políticas de Estado reconociendo las justas demandas  de los pueblos originarios.

Firmantes:

Asociación Nacional de Funcionarias/os de la Subsecretaría de las Culturas y las Artes – ANFUCULTURA.

Asociación Nacional de Trabajadoras y Trabajadores del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural – ANFUPATRIMONIO.

Asociación Nacional de Trabajadoras y Trabajadores del Patrimonio – ANATRAP.

Asociación Nacional de Funcionarios y Funcionarias del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio – AFUCAP.

Sindicato de Trabajadores a Honorarios Cultura. Santiago y Valparaíso.