1. Por Qué UNIDAD SOCIAL: Qué nos motiva.

Compartimos la indignación, molestia y rabia, porque se acrecientan las injusticias, desigualdades, la impunidad frente a la corrupción y la crisis moral, de todas las instituciones

Nos oponemos a los políticos que promueven y defienden el neoliberalismo impuesto en dictadura que mantienen una constitución ilegitima y un ordenamiento social, institucional y económico, que impiden cambios democráticos y la recuperación de nuestros derechos.

El mundo del trabajo, pensionados, salud, educación y cultura, vivienda, territorios, agua y medio ambiente, mujeres, pueblos originarios, inmigrantes y otros, sufrimos los efectos nefastos y catastróficos de décadas de políticas neoliberales y promueven el individualismo.

Los dueños del poder, el empresariado y sus representantes, solo aspiran a maximizar sus ganancias. No respetan y conculcan libertades y derechos fundamentales: humanos, políticos, económicos, sociales, étnicos, sexuales, culturales y de toda naturaleza, que son los que permiten humanizar las relaciones de las personas y las comunidades.

El actual gobierno lo acrecienta con políticas regresivas, aumento de la represión, la impunidad de la violación de los DDHH y genera correlaciones de fuerzas conservadoras en el congreso, para seguir reduciendo los pocos derechos que nos quedan.

¡PORQUE NOS CANSAMOS, NOS UNIMOS!

2. ¿Cuáles son los propósitos de UNIDAD SOCIAL?

Nos proponemos cambiar la situación actual. No nos quedaremos en la inmovilidad, resignados ni seguiremos cada cual marchando por su lado, con escasos o nulos resultados.

Queremos una sociedad diferente con más libertad y democracia, con más igualdad y justicia, más solidaridad y fraternidad. Creemos que llegó la hora de actuar al unísono.

Deseamos parar la voracidad del capital en todos los ámbitos, poner fin a los abusos, la represión, los ataques a nuestras libertades y derechos, la entrega de riqueza y patrimonio nacional. En especial, ahora que en el mundo existe una estrategia reaccionaria y las transnacionales, para acabar con la democracia, retomar los caminos del totalitarismo y agudizar la salvaje depredación de los seres humanos, los territorios y el medio ambiente.

Es la suerte de la humanidad y el futuro mismo de nuestro planeta lo que está en juego.

Por eso decidimos ponernos de acuerdo en el propósito común de defender y recuperar las libertades y derechos fundamentales, que son los que les hacen sentido a la gente sencilla de nuestro pueblo para poder aspirar a una vida buena, justa y acogedora.

3. La Protesta Nacional del 5 de Septiembre

Chile necesita en forma urgente un cambio, por eso hemos tomado el acuerdo de convocar e invitar a toda la ciudadanía, a todos los que viven en esta tierra, a todas las fuerzas sociales del país a actuar y movilizarse para alcanzar este objetivo y a ser parte de una gran Jornada de Protesta Nacional, el próximo día 5 de Septiembre, al igual que las que la gran mayoría de Chile efectuó en los años ochenta.

Solo aunando nuestras voluntades podemos ser capaces de construir un presente y un futuro mejor, derrotando la desesperanza y la frustración, cimentando entre todas y todos las confianzas y la fuerza necesaria para conquistar los derechos que hoy se nos niegan.

¡OTRO CHILE ES POSIBLE!