Lo que debiese haber sido, este miércoles 08 de agosto, un acto protocolar inaugural propias de las Asambleas de la ANEF, se transformó rápidamente en una masiva y contundente protesta en defensa del empleo y función pública. Acción forzada por el actual escenario, en que los despidos arbitrarios en el Estado han seguido aumentando, particularmente en los servicios dependientes del Ministerio de Desarrollo Social.

De esta forma el conjunto de los dirigentes de la Asamblea Nacional de la ANEF marcharon por el centro de Santiago hasta llegar a las dependencias del Ministerio de Desarrollo Social. En el lugar, dirigentes nacionales de la Agrupación, de la Asociación Nacional de Funcionarios/as del Fondo de Solidaridad e Inversión Social (ANFFOS) y de la Federación Nacional de Servicios Relacionados al Ministerio de Desarrollo Social y Afines (FENAMIAS) habían previamente hecho ocupación de las oficinas de esa repartición.

La demanda era clara y la misma para todos los manifestantes: Que el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, se sentara a conversar con los representantes de los trabajadores públicos para escuchar sus demandas y revertir las desvinculaciones injustificadas en el FOSIS y en el SENAMA.

Durante la manifestación, el presidente de la ANEF, Carlos Insunza, volvió a ratificar el apoyo de la Organización sindical a su afiliada ANFFOS y a las acciones que han emprendido en rechazo a los despidos arbitrarios en el FOSIS.

Insunza, además, hizo una advertencia al Ejecutivo: “No descartamos la paralización para detener a este gobierno, a este gobierno indolente, a este gobierno maltratador, para que de una vez por todas entienda que con los trabajadores y trabajadoras del Estado no se juega, que no somos botín del gobierno de turno, que somos trabajadores permanentes al servicio de la ciudadanía”, sentenció.

Posteriormente, los dirigentes se devolvieron al Círculo Español de Santiago para dar inicio formal a la XXIº Asamblea Nacional Ordinaria de la ANEF y la XIIIº Asamblea Nacional Extraordinaria de la ANEF.